Un pronóstico trimestral elaborado por el SMN junto al CONICET, y otras instituciones

23 de marzo de 2017

Compartimos la nota y el video sobre el pronóstico de consenso:

Profesionales y técnicos de distintos organismos nacionales se reúnen una vez por mes para elaborar un pronóstico climático trimestral para planificar y prever. No solo sirve para salir de casa con o sin paraguas. La información que brinda el pronóstico climático impacta en distintos ámbitos y el resultado de un análisis consensuado permite planificar y prever. Es importante dentro de la actividad agropecuaria -sobre todo en fecha de siembra- donde hay interés en saber cuál es la proyección productiva: eso permite ver si conviene sembrar soja o maíz, por ejemplo. También es relevante en la generación de energía hidroeléctrica. Además, incide en la aeronáutica, la gestión de puertos, la navegación, la visibilidad en las rutas y los pasos fronterizos, que pueden ser afectados por malas condiciones de tiempo.


Investigar para planificar


Desde 2007, Marcela González, doctora en Ciencias de la Atmósfera e investigadora independiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en el Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (CIMA, CONICET-UBA), participa en las reuniones mensuales de tendencia climática. Su área específica de trabajo responde al pronóstico climático estacional con métodos estadísticos.

De las reuniones de tendencia climática participan profesionales del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), del Instituto Nacional del Agua (INA), de la Cátedra de Climatología Agrícola de la Facultad de Agronomía (UBA), personal del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), de la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas de los Ríos Limay, Neuquén y Negro (AIC), del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación (SSRH), y de la Comisión Regional del Río Bermejo (COREBE).

“De estas reuniones me atrajo poder escuchar distintos sectores, qué necesidades tienen. De esta manera apuntamos las investigaciones hacia temas que la sociedad tenga la necesidad de solucionar. A lo que aspiramos en el mediano plazo es poder realizar un pronóstico más cualitativo que cuantitativo y se pueda mostrar un campo espacial de precipitación estimado”, explica González.

En referencia al margen de error que arrojan los pronósticos climáticos, González explica que: “La atmósfera es un sistema que no es lineal, no funciona siempre de la misma manera y hacer un pronóstico no es simplemente resolver una ecuación matemática sino que depende de muchos factores. Siempre es preferible que falle un pronóstico y haber salvado a la población de una inundación muy grande a correr el riesgo de que realmente esto ocurra. Muchas veces tenemos un grado de incerteza que no podemos manejar”.

“La atmósfera tiene interacción con muchos subsistemas del sistema climático porque interactúa con la vegetación, con la forma en que esa vegetación se relaciona con la humedad, con el sistema biológico que tiene que ver con la flora, la fauna y hasta los seres humanos que estamos permanentemente tirando gases a la atmósfera. Eso modifica todo”, agrega.

González investiga las cuencas del Comahue y del Río Bermejo para lo cual junto a su equipo de trabajo tiene acceso a la base de datos de la autoridad de cuencas de los ríos Neuquén, Limay y Negro.

Diferentes organismos con un mismo fin
Una pieza clave en la elaboración del pronóstico trimestral son las distintas áreas del SMN: Climatología e Hidrometeorología. María de los Milagros Skansi, jefa del Departamento de Climatología del SMN destaca la articulación entre las distintas áreas del organismo que tiene como objetivo principal la vigilancia del clima. “Todo lo que genera la comunidad científica nos enriquece”, sostiene la licenciada en Ciencias de la Atmósfera.

En referencia a las reuniones mensuales, en primer lugar se muestran cuáles fueron las condiciones climáticas del último mes, la condición de los suelos –imágenes satelitales y balances de humedad – suelo y el estado de los ríos. Después de tener una descripción de la situación climática y qué impacto puede haber debido a esas condiciones se analiza cómo estuvieron algunos indicadores a nivel global y regional. “Por ejemplo, el fenómeno del Niño – Oscilación del Sur que está muy asociado con el régimen de precipitación y temperatura de la región y se analiza no solo cómo fueron las condiciones sino también cómo sería la proyección de esos verificadores”, sostiene Skansi.

Luego hay presentaciones de otras instituciones en cuanto a cómo estos indicadores pueden estar asociados con precipitaciones y temperaturas. Finalmente, se muestran los resultados de los distintos modelos climáticos para temperatura y precipitación. Por último, la reunión termina con el pronóstico de consenso –que emite como oficial el SMN- que surge de haber hecho una evaluación de la situación actual, la posible evolución y de integrar estos modelos que a veces convergen y otras no.

El producto final de la reunión es un pronóstico trimestral de temperatura y precipitación para todo el país que se expresa en un informe resumido que se coloca en el sitio Web del SMN, se divulga por diferentes redes sociales y se envía a distintos organismos.

“Buscamos que este pronóstico sea información útil en diferentes sectores que permiten no solo estar advertidos ante situaciones desfavorables sino también aprovechar las situaciones favorables que brinda el clima. En ese sentido, para el SMN es todo un desafío porque eso significa estar en contacto con esos sectores. No podemos generar información para un sector específico si no lo conocemos, si no estamos en relación con ellos para entender qué necesidades tienen y que podemos dar. Esto generó un desafío que lo hacemos en forma coordinada con otras áreas del SMN, es un trabajo integrado”, afirma Skansi.

En los diferentes organismos públicos se determinaron diferentes eventualidades que pueden suceder en Argentina, se reunió información de distintos organismos y se llevaron a cabo protocolos para estar preparados ante esas posibles situaciones de emergencia. Eso hizo que se empiecen a generar protocolos de sequías agrícolas donde el Ministerio de Agroindustria es el destinatario principal de inundaciones en Cuenca del Plata, de inundaciones repentinas, de cenizas volcánicas, de incendios forestales. “La información que tiene que ver con tiempo y clima está en todos los protocolos. El SMN  es uno de los que genera información en forma operativa para esas diferentes emergencias que podemos tener. El pronóstico climático permite anticiparnos. Es información que permite tomar decisiones puntuales”, explica la especialista.

Medir, monitorear y pronosticar

“La misión del Servicio Meteorológico Nacional es medir, monitorear y pronosticar en distintas escalas basadas en el conocimiento científico, y de ahí viene por excelencia la razón por la que somos un organismo científico técnico, y por la cual tenemos fuertes vinculaciones con el CONICET”, explica la doctora Celeste Saulo, directora del SMN e investigadora del Consejo.

Actualmente el SMN tiene un alcance territorial para el monitoreo que abarca desde la Quiaca hasta la Antártida. Posee 125 estaciones y 46 son más que centenarias, es decir que miden precipitación, temperatura, humedad, vientos desde hace más de 100 años. “Base San Martín la que está más cerca del casquete polar operativa los 365 días del año. Esa es una contribución sustantiva que tiene el SMN hacía la soberanía argentina en Antártida dado que hacen tareas científicas, desde ahí monitoreamos el cambio climático desde la estación Orcadas que está funcionando desde 1904”, explica Saulo.

Las reuniones de tendencias climáticas son un ejemplo de cómo el SMN establece interacciones con otros organismos para generar un informe para los próximos tres meses. “En esta generación del pronóstico está el usuario involucrado en la generación del pronóstico porque el saber no está solamente desde el lado del que lo elabora, hay un saber en el que lo utiliza,  hay un saber en el tomador de decisión, hay un saber en el INTA, en el INA, en los que manejan cuencas que contribuye a que ese pronóstico esté mejor articulado y sea mejor comunicado. En definitiva apostamos a la coproducción de conocimiento”, afirma la directora del SMN.

Por último, Saulo reflexiona acerca de la importancia de la comunicación en los pronósticos climáticos. “El pronóstico puede ser perfecto pero si no llega al ciudadano que tiene que tomar una decisión ese pronostico no sirve. Hay un movimiento a nivel mundial que tiene que ver con pensar en los pronósticos por impactos. Tratar de entender de qué manera un pronóstico afecta a la población y desde ese lugar comunicarlo para que se tomen mejores decisiones”, reflexiona.


Para ver el informe del pronóstico climático trimestral de marzo, abril y mayo 2017 haga click aquí.

Presentación de tesis doctoral de Luis Blacutt

São Paulo, Brasil, 10 de Febrero de 2017

El pasado 10 de febrero se llevó a cabo la defensa de tesis del becario doctoral del proyecto CRN-3035 Luis A. Blacutt MSc en el auditorio principal del Centro de Previsão de Tempo e Estudos Climáticos (CPTEC) en São Paulo - Brasil. El título de la tesis fue "Influência dos processos superficiais na precipitação nos Andes Centrais e na Amazônia oeste" Los tutores de la tesis fueron Dirceu L. Herdies y L. Gustavo G. de Gonçalves. El tribunal estuvo compuesto por Daniel Vila, José Marengo, Marcos F. Andrade y Marta Llopart


 
La tesis presentó los resultados de la evaluación de cuatro conjuntos de datos para estimar precipitación sobre las tres cuencas a las que pertenece Bolivia: Amazonas, Altiplano y del Plata. Se evidenció que las estimaciones satelitales, con todas sus limitaciones, ofrecen un buen punto de partida para el uso de esta variable en modelos hidrológicos. Asimismo, se evaluó el comportamiento del caudal de una cuenca que es tributaria del río Madeira que a su vez es tributaria del río Amazonas. Los resultados fueron significativos por doble partida, por un lado se realizó por primera vez el análisis de la dinámica interna de la cuenca y por otro lado, se descubrió que la precipitación no es la variable principal de control del flujo (que puede causar eventuales inundaciones) sino más bien el actor principal es el flujo subterráneo que está relacionado con las características del suelo.



El proyecto IAI-CNR3035 me ha permitido trabajar con el Dr. Hugo Berbery en la Universidad de Maryland, también mi participación en la 11ava Conferencia Internacional de la Meteorologia y Oceanografía del Hemisferio Sur (ICSHMO, por sus siglas en inglés) que tuvo lugar en Santiago de Chile; además de interactuar con investigadores en las plenarias del proyecto realizadas en Córdoba, Buenos Aires y Tandil.

Hacia adelante la perspectiva es continuar contribuyendo al conocimiento de la precipitación y las humedad del suelo en Bolivia, ya que reviste importancia no sólo científica sino también por las consecuencias directas sobre la población.

Luis A. Blacutt 


American Geophysical Union (AGU) Fall Meeting 2016

San Francisco, USA, 12-16 December 2016


The AGU’s Fall Meeting is the largest Earth and space science meeting in the world, with more than 20,000 attendees in its more recent edition, held in San Francisco, USA, 12-16 December 2016. The IAI CRN 3035 Investigator Prof. Alice Grimm delivered one of the invited talks of the Meeting, at the Union Session U31A: 2015-2016 El Niño: Global Anomalies and Societal Impacts at Regional Scale. Her talk was titled: El Niño impacts on South America:
 
The occurrence of high-impact weather and climate extreme events in South America is very influenced by El Nino events, and shows some differences between central and east Pacific events. Monthly and seasonal El Niño-related significant precipitation anomalies will be presented, as  well as the impact on the extreme precipitation events, highlighting the most affected regions. Mechanisms of the El Niño influence on the continent will be discussed. Some of these influences are well simulated by models, but not all of them. The recent 2015-2016 El Nino event produced reasonably typical impacts on precipitation in South America. Climate forecasts issued for the continent by some institutions will be compared with the expected impact obtained from previous events, and with the observed anomalies, especially for austral spring and summer. Floods with great societal impact were observed in southeastern South America, as well as droughts in the central and northern parts of the continent, with repercussions on food production and frequency of forest fires. On the other hand, the enhanced precipitation produced by El Niño in southeastern South America mitigated the desperate situation of water shortage in São Paulo.

The invited talks of this session are available through free registration in AGU On-Demand http://fallmeeting.agu.org/2016/virtual-options/. In this address, click on the link "AGU On-Demand", complete the registration and submit it. Log in and click on Step 1: Explore 2016 Channels
A channel directory will appear. Choose "Union". In the list of the Union
Sessions, click on: U31A: 2015-2016 El Niño: Global Anomalies and Societal Impacts at Regional Scale. A list of presentations (Chapters) in this Union Session will appear. For this talk, click on Presentation (chapter) 3.

Prof. Alice Grimm




Acercar la labor científica al sector productivo


9 de Febrero de 2017

Compartimos con ustedes una nota de opinión realizada por Lorena Ferreria del Servicio Meteorológico Nacional e integrante de nuestro equipo.

Disponer de información sobre las condiciones climáticas de un lugar y su variabilidad, reduce riesgos y maximiza la eficiencia de los sistemas agropecuarios. Lorena Ferreira, jefa de Agrometeorología del Servicio Meteorológico Nacional, destaca la articulación con el INTA.
El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) siempre ha reconocido y valorado la labor y los trabajos realizados por investigadores, técnicos y especialistas del INTA relacionados con las ciencias meteorológicas y climáticas. En particular, podemos destacar los avances y estudios del Instituto de Clima y Agua del Centro de Investigación de Recursos Naturales en cuestiones vinculadas con agrometeorología y manejo de información por sensoramiento remoto.
El trabajo con el INTA se articula de diversas maneras, ya sea a través del intercambio de información meteorológica y climática de interés o del dictado de cursos de capacitación en agrometeorología. De igual modo, cabe remarcar el aporte de un pronóstico climático trimestral que se integra al conjunto de pronósticos que maneja el SMN, la capacitación de los observadores del INTA por parte del SMN, entre otras.
A lo largo de los años, se han llevado a cabo diferentes trabajos entre nuestro Servicio y el INTA. Podemos mencionar proyectos como ALERT.AR, un programa de pronóstico meteorológico para alerta temprana de eventos severos, que es único en la Argentina y contribuye a mejorar la calidad e inmediatez de los pronósticos, generar alertas tempranas y, de esa manera, disminuir el impacto de las tormentas en la población.
Asimismo, se destacan las colaboraciones dirigidas al Centro Regional del Clima para la Región Sur de América del Sur con el fin de proveerles a los usuarios información que cubre uniformemente las áreas de vigilancia y predicción del clima. Se trata de productos con aplicación destinados a apoyar la toma de decisiones en agricultura, hidrología, energía y salud pública.
La interacción entre las instituciones ha potenciado los resultados y el cumplimiento de los objetivos de ambos proyectos. E, incluso, debemos hacer referencia a la generación de mesas de diálogo con el sector agropecuario que, junto con otros actores, ha acercado la labor científico-técnica al sector productivo.
En otro aspecto, uno de los vínculos más relevantes está dado por la incorporación de los datos de la red de observación convencional del INTA a la red de observación del SMN, hecho de importancia debido a que las series son temporalmente extensas y de calidad. Estas características son vitales a la hora de efectuar estudios climáticos.
Dentro de la red de medición de variables ambientales que posee el INTA, se destaca la de estaciones automáticas que fortalecen la red convencional. Por su parte, la información generada por los radares del INTA –que permite las labores de vigilancia, monitoreo y estudios de situaciones meteorológicas por parte del SMN– es de interés para el sector agropecuario y para la protección civil.
En cuanto a la disponibilidad de los datos, existe un protocolo de transmisión de información, que rige tanto para las estaciones meteorológicas convencionales de las estaciones experimentales agropecuarias del INTA como para los radares. Esta disposición está consensuada entre ambas instituciones y facilita la disponibilidad de la información.


Fuente: INTA Informa


Libro digital JASMIN


La versión digital del libro "JASMIN. Una documentación de los distintos productos y métodos empleados actualmente para estimar la humedad del suelo" ya está en la web y puede descargarse a través del catálogo de publicaciones de la Facultad de Agronomia de la Universidad de Buenos Aires - FAUBA.

La iniciativa colaborativa denominada JASMIN por sus siglas en inglés (Joint Assessment of Soil Moisture Indicators) constituye un esfuerzo mancomunado para avanzar en las estimaciones de humedad del suelo y responder a las necesidades de los usuarios, en particular del sector agropecuario.
JASMIN busca identificar fortalezas y puntos débiles de cada una de las diferentes estimaciones de humedad del suelo, una variable fundamental para muchas áreas científicas y de desarrollo. JASMIN también busca mejorar el entendimiento de los procesos físicos que regulan la variabilidad de la humedad del suelo, así como el desarrollo de nuevas técnicas de estimación que sean particularmente apropiadas para la región sur de Sudamérica.

http://www.agro.uba.ar/catalog/jasmin-una-documentaci-n-de-los-distintos-productos-y-m-todos-empleados-actualmente-para

Las acciones emprendidas por sus integrantes se enmarcan en la labor de nuestra red colaborativa de investigación CRN-3035 del Inter-American Institute for Global Change Research - IAI, centrada en los Servicios Climáticos y la producción de información climática relevante y útil.