María Inés Carabajal se doctoró


Facultad de Filosofía y Letras - UBA, 23 de Noviembre de 2017

María Inés Carabajal se doctoró el jueves 23 de noviembre con la tesis "Antropología de las ciencias del clima: El caso de la provisión de 'servicios climáticos' en Sudamérica" realizada en el marco del Proyecto y bajo la dirección de la Dra. Cecilia Hidalgo de la Universidad de Buenos Aires.

El jurado estuvo integrado por el Dr.  Juan Besse y las doctoras Claudia Natenzon y Ana Murgida.  

A continuación compartimos el resumen de la tesis de María Inés:


Esta tesis analiza una iniciativa ambiciosa y multiescalar como es la provisión de servicios climáticos en América del Sur. La iniciativa conlleva la firme voluntad de la comunidad climática científica y operativa de producir una ciencia climática útil, en línea con las expectativas y necesidades de quienes deben tomar decisiones en la región. Presentamos una investigación etnográfica que monitorea y reflexiona sobre el proceso de implementación a nivel regional y nacional del Marco Mundial para los Servicios Climáticos (MMSC) lanzado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en el año 2009. El Marco tiene como objetivo la construcción de una ciencia climática útil en condiciones de informar y asistir en la toma de decisiones de sectores sensibles al clima y se ha constituido en una guía para la acción a nivel regional, nacional y local. Desde una perspectiva multi-escalar y multi-situada nos proponemos describir y analizar su implementación a nivel local, nacional y regional, dando cuenta de los matices, los desafíos y potencialidades de una iniciativa tan ambiciosa como la provisión de servicios climáticos para América del Sur. Como veremos, tal implementación gira alrededor de la constitución del Centro Regional del Clima para el Sur de América del Sur (CRC-SAS). En la investigación se han puesto de manifiesto las inquietudes y preguntas, las potencialidades y límites que expresa un amplio espectro de agentes: quienes producen conocimientos sobre el clima, los procesan y presentan operativamente a audiencias diversas y aquellos sectores sensibles a la información climática como el agropecuario, el energético, el dedicado a la salud, entre otros.
El reconocimiento de la existencia de barreras al uso del conocimiento científico interpela a la comunidad climática en su conjunto a repensar nuevas vías de producción, comunicación y traducción de la información con base científica. La inclusión de disciplinas dedicadas a lo social así como de agentes extraacadémicos sensibles al conocimiento climático ha resultado crucial en el proceso de implementación estudiado. La problemática trasciende el contexto de producción y uso de conocimiento científico, incluyendo la percepción de los actores sociales sobre estos procesos. En esta línea veremos cómo la creación de espacios de interacción entre productores de información climática y usuarios ha sido clave para la toma de decisión informada, donde la utilidad del conocimiento desarrollado pretende ser construida en un marco de diálogo y participación.



Leandro Sgroi se doctoró


Universidad Nacional del Litoral, 21 de noviembre de 2017

Leandro Sgroi se doctoró el 21 de noviembre con la tesis "Modelación de variables hidrometeorológicas de superficie y evolución de su comportamiento en eventos extremos secos", realizada en el marco de nuestro Proyecto y bajo la dirección del Dr. Hugo Berbery de la Universidad de Maryland.  
La defensa contó con la participación presencial de dos de los cuatro jurados, la Dra. Gabriela Müller, y la Dra. Virginia Venturini; mientras que la Dra. Olga Penalba y la Dra. Natalia Montroull, que constituían el resto del comité evaluador, se encontraban conectadas vía Skype, desde la Ciudad de Buenos Aires.

Compartimos el resumen de la tesis de Leandro:

Las sequías son eventos extremos que producen mayores pérdidas económicas cuando afectan a una región en particular. Principalmente porque no hay sistemas de alerta que puedan anticipar con certeza el inicio de estos eventos, y cuando finalmente se detecten, ya se encuentra en un estado avanzado. Frente a esta situación, la motivación de este trabajo se enfoca generar una herramienta que pueda detectar la ocurrencia de eventos extremos y monitorear su situación con cierta anticipación. De esta forma brindar información de calidad a las personas responsables de la toma de decisión para reducir los impactos de estos fenómenos en la sociedad.
De acuerdo con lo establecido anteriormente, el desarrollo de este trabajo consta de tres partes principales. Una primera que involucra la construcción de índices de monitoreo a través de una metodología no paramétrica que utiliza una función de probabilidad empírica para ajustar al comportamiento de la variable; esta metodología resulta aplicable tanto a la precipitación como al resto de las variables hidroclimáticas que se evalúan.
Una segunda parte que engloba dos objetivos, por un lado la implementación de un modelo hidrológico de superficie en la cuenca del Plata para simular campos de variables hidrológicas de difícil estimación. Por otro lado, esto ha permitido desarrollar una climatología de eventos extremos secos durante el período 1980-2010, a través de indicadores estandarizados de las variables de superficie simuladas, que se construyeron con la metodología no paramétrica.
Finalmente se determinó un sistema de que permite monitorear y predecir la ocurrencia de eventos secos en esta región de Sudamérica. El pronósticos se realizó forzando al modelo de superficie con variables pronosticadas a 9 meses. Se evaluó la habilidad de pronóstico de la metodología propuesta comparando en una fecha en particular situaciones pronosticadas con situaciones simuladas a tiempo casi real.



ITD Conference: Transdisciplinary Research and Education –Intercultural Endeavours



Leuphana, Luneburg University, Germany, 11-15 September 2017

Cecilia Hidalgo chaired the session on Transdisciplinary (Td) climate research and stakeholder dialogue. Co-production of knowledge is currently considered essential to render climate information usable and actionable. This implies not only a wide range of transdisciplinarity (td) research but a renewed mode of interaction with stakeholders, now seen not as informants but as peers contributing on equal grounds with scientists to the provision of climate services and to the formulation of adaptation responses to climate change.  Experiences and insights gained in climate knowledge co-production settings in Europe, South America and Africa are discussed; questions such as what can Td research realistically contribute to enrich stakeholder dialogue are posed.

Representatives of three continents shared their experiences (Africa, Europe and America). We share the abstracts of the presentations that were followed by a lively discussion.


Co-creating climate change adaptation tools in the City of Johannesburg

Coleen Vogel - Global Change Institute, GCI, University of the Witwatersrand, Johannesburg
Mzukisi Gwata - EISD, City of Johannesburg
Kaera Coetser - Global Change Institute (GCI), University of the Witwatersrand,  Johannesburg
Mutizwa Mukute - Visiting scholar, GCI, University of the Witwatersrand, Johannesburg, and Rhodes University Senior Research Associate

Climate change is one of the multiple stressors facing African Cities. Consequently, the City of  Johannesburg and the University of Witwatersrand in Johannesburg have entered in a agreement to create adaptation strategies and responses to climate change in the City. The two actors are using social learning and transdisciplinary approaches to examine how a range of narratives, engagements and processes can frame an inclusive, empowering and multilevel planning process. One of the processes being used to try and develop the City of Johannesburg’s climate change adaptation plan is the expansive learning process that was developed in Cultural Historical Activity Theory (CHAT).  Mediation formed a central part of the collaborative work, climate change impact analysis and co-development of strategies on adaptive capacity development. The challenges, opportunities and lessons learnt in this case will be explored in this paper.

Initiatives for the development of the relationship between climate knowledge and the agricultural sector in the Río de la Plata: exploration of the concepts of knowledge coproduction and transference

Claudia Simón - Universidad de la República, Uruguay
María Inés Carabajal - Universidad de Buenos Aires, Argentina

During the last decades the production of useful climate information has become a topic on the agenda of the international scientific and operational community. The advance of robust knowledge requires rethinking new ways of transmitting information and the generation of new links between institutions and different types of information users. In this article we will focus on two research projects that address this complexity, both financed by the Interamerican Institute for Global Change Research. The first one is of a regional scale, centered in the south-east of South America called “Towards usable climate science: Informing decisions and provision of climate services to the agriculture and water sectors of southeastern South America”, (CRN3035). It aims to collaborate in the construction of useful climate science, which will inform the decision-making of sectors sensitive to climate such as agriculture and the water sector. The second is a national project, developed in Uruguay (CRN3106), entitled “Transferring climate knowledge in the science-policy interface for adaptation to drought in Uruguay”. Which has the objective to analyze how the climatic information generated by the local institutions is used in the decision making process and how these affect the agricultural sector. In general terms, both projects fall within the paradigm of post-normal science, based on a transdisciplinary and cross-sectoral approach. In this sense, (1) we analyzed the differences and similarities between the projects, as well as the connections at both the scientific and thematic levels. Likewise, (2) we focused on the methodology implemented by each of them to address the link with the various users. Moreover, (3) we compared the concepts of co-production and transference of knowledge, from a historical point of view as they are the main concepts of the described projects. We concluded by (4) proposing how these new participatory / knowledge co-production approaches can collaborate in improving communication mechanisms between climate science and society. To do this we used a qualitative methodology of ethnography in both projects, a historical review of the uses of the different concepts, and semi-structured interviews.


Can Td research and climate modelling be combined? Preliminary results of the stakeholder dialogue of the new Swiss climate scenarios CH2018
Maurice Skelton - Institute for Environmental Decisions, Department of Environmental Systems Sciences, ETH Zürich
Michiko Hama - Swiss Federal Office for Meteorology and Climatology MeteoSwiss
Christian E. Pohl - USYS TdLab, Department of Environmental Systems Sciences, ETH Zürich
David N. Bresch - Institute for Environmental Decisions, Department of Environmental Systems Sciences, ETH Zürich

In the emerging field of climate services, the dominant view is that co-production of knowledge is essential to render these services usable and actionable. So far, inclusion of a diverse array of stakeholders is increasing, but most of the participants are the usual suspects: stakeholders with similar backgrounds, interests and capacities as the climate scientists themselves. The rich experiences, insights and principles gained from transdisciplinarity (td) research could contribute to fruitful stakeholder engagement. But often these climate services operate in a political-scientific setting in which td principles, such as involving stakeholders from the start, cannot be adequately adhered to. The stakeholder dialogue in the context of the upcoming Swiss climate scenarios CH2018 provides opportunities to discuss and pilot this challenge. So far, the new Swiss climate scenarios have focused mainly on physical parameters. Admittedly late to influence the results in a big way, we have taken on the climate scientists’ wish to start conversations with and between a wide set of stakeholders targeted by the Swiss National Adaptation Strategy. With these circumstances influencing the design options of the dialogue, what can td research realistically contribute? Which td principles be transferred and applied into the context of climate services? And how are these insights applied to start conversations, remove barriers and enable stakeholders’ voices to be listened to? In this interactive presentation, we will present and discuss our preliminary insights, challenges and results from the CH2018 stakeholder dialogue.

International Conference on Research for Development (ICRD)


Bern, Switzerland, September 5–8, 2017.

Guillermo Podestá participated in the ICRD Conference with the presentation "Climate services: fostering more effective use of information to support decision-making in climate-sensitive sectors of society". His lecture was included in the session: Enhancing utilization of Climate Services for strengthening livelihoods in low and middle income countries.

We share main parts of the session´s concept note:

Ongoing changes in climate patterns are expected to put further strain on livelihoods in climate vulnerable regions hindering global efforts for boosting poverty reduction, food security and the reduction of environmental liabilities as stipulated in the Agenda 2030. Increasing frequencies of extreme events such as droughts, shifts in temporal distribution of rainfalls and intense precipitation impact the agricultural production, the food security and livelihoods of poor rural communities affecting health, water, sanitation, education and other sectors, eventually reducing also residence of the livelihood systems.

In a changing climate existing traditional indicators for changes in weather and climate patterns based on indigenous knowledge become less reliable for agricultural decision-making practices and can therefore be complemented with new indicators coming from climate science. Availability of and easy access to climate services is hence a key component for increasing climate resilience of vulnerable populations. Anticipating and communicating the evolution of weather and climate patterns, such services have the potential to be a unique instrument for adaptation. Efficient climate monitoring and early warning systems can very much benefit the coordination of contingency plans, interventions, and recovery activities related to extreme events such as frosts and droughts. Hereby the national weather services play a central role in providing the pertinent services. However, the process of generating reliable climate information is a significant challenge for national weather services of many developing and emerging countries. And even where available, making it useful and available for end-users remains a considerable challenge due to cognitive and cultural differences and institutional constraints.

In order to overcome these key constraints and exploit the full potential of climate information for the concerned populations, it is indispensable to enable the local provider to produce climate information of sufficient quality and to bridge the gap to the users. In other words, the entire value chain from strengthening the national weather service to reaching out to the end users in various sectors needs to be addressed in interventions of this kind. Thus, enabling the production of climate information and implementation of climate services needs to be tailored to the different vulnerable groups by taking their specific livelihood features into account through public policy informed by rigorously established objective evidence. In particular, transdisciplinary collaborations which combine knowledge from natural and social science and traditional ecological knowledge are required to inform decision makers at different political and functional levels in the implementation process in order to improve the interface between climate service provider and user.

Conceptual framework

Applying a transdisciplinary approach to the integration of different forms of knowledge means to establish a dialogue which aims at co-creating three interrelated forms of knowledge, i.e. system knowledge (showing how the systems work that are producing climate services), target knowledge (referring to the goals and underlying values that must guide the innovation of climate services), and transformation knowledge (showing how one can concretely achieve and implement more effective climate services). This means that research “…cannot do it alone. When you look at any issue, such as food or water scarcity, it is very clear that no individual institution, government or company can provide the solution” (Paul Polman, CEO Unilever, in Gray and Stites, 2013), i.e. you need across sector/sphere partnerships in order to address pressing issues in their entirety. A partnership is said to be transformative the greater the shared responsibility and the larger the addressed issue, or encompassing the approach (see Figure from Gray and Stites, 2013). From the lower left-hand corner to the upper right hand corner the partnerships increase in scope, complexity and shared responsibility. Partnerships in the lower left-hand corner largely represent philanthropic partnerships (i.e. donors intervening in a recipient country), often driven by threat induced, compliance or charity. Partnerships in the upper-right area represent the partnerships with so-called transformational or transformative engagement, in which all key stakeholders are involved in sustained interactions, and are equally responsive to all partners’ needs. The necessary collaborative governance should be understood in the context of the changing roles of governments ('do more with less') and the increasing complexity of problems clearly requiring transdisciplinary approaches addressing the science policy interface (Hirsch et al. 2006).

This said, if we have to break it down in the development context and value the benefits climate services can have in number of climate-sensitive sectors, things quickly get very intricate. Numerous issues need to be addressed from science to operations to communication to policy making, and much of this for each sector individually. Hereby the institutional strength of the climate service providers is key and vitally depends on the government’s political priorities, which can be influenced by demonstrating the potential socioeconomic value and benefits of such services. More specifically related to our session this means we are to elucidate aspects and elements of our activities which can promote developing our partnerships towards being progressively more transformative and need, generally speaking, to cover the themes of science and research, implementation and policy. 




Presentación en el “4th Satellite Soil Moisture Validation and Application Workshop” y participación en el “Cci Soil Moisture User Workshop”


Viena y Oxford, Septiembre de 2017

Entre el 18 y el 20 de septiembre tuvo lugar el “4TH SATELLITE SOIL MOISTURE VALIDATION AND APPLICATION WORKSHOP” en la ciudad de Viena . Su propósito fue discutir los avances metodológicos recientes en el desarrollo, validación y aplicación de los datos satelitales globales de humedad del suelo. Esta serie de talleres es única en pues reúne a desarrolladores y  usuarios de datos de humedad del suelo para enfocarse en conjunto tanto en la derivación como a la exploración de los datos de humedad del suelo provenientes de misiones satelitales en microondas activas y pasivas.
El workshop fue organizado por el Departamento de Geodesia y Geoinformación de la Universidad Tecnológica de Viena (TUWien), con el apoyo de GCOS, CEOS, USGS y WMO entre otros, y contó con el financiamiento de la Agencia Espacial Europea (ESA) y EUMETSAT.

En este evento la Dra. Mercedes Salvia (IAFE, UBA/CONICET) presentó el trabajo “Surface soil moistures patio-temporal dynamics in southeastern South America observed by SMOS and modeled by ORCHIDEE” realizado en el marco de la colaboración iniciada a través del proyecto IAI-CRN 3035 sobre Servicios Climáticos en su línea de trabajos sobre Humedad del Suelo (JASMIN) entre investigadores del Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (CIMA, UBA/CONICET/UMI-IFAECI), del Grupo de Teledetección del Instituto de Astronomía y Física del Espacio (IAFE), Del Instituto Pierre Simon Laplace (LMD-IPSL) y de la Universidad de Valencia (IPL-UV). Este trabajo contó con el apoyo del Proyecto IAI-CRN 3035 tanto para su realización como para la presentación en esta reunión.

En el mencionado trabajo se muestran los primeros resultados de la comparación de la humedad del suelo calculada a través del modelo de superficie ORCHIDEE y a través de un producto satelital, en este caso SMOS. El enfoque metodológico utilizado fue el proceso de secado del suelo o “dry down”, enfoque integrador de los procesos de evaporación e infiltración durante un periodo sin lluvias, estudiado en los meses de verano. Este enfoque evita usar el valor de la humedad del suelo per se en la comparación, ya que constatado en JASMIN que no se da una comparabilidad estricta comparable entre los modelos y los productos satelitales. En este enfoque se ajustan los datos de humedad de un suelo que se está secando a una función exponencial y se estudian los parámetros de ajuste de la misma.

El trabajo realizado mostró importantes diferencias la escala temporal del proceso de secado entre lo modelado y lo observado con sensores remotos, aunque la mayor parte de esa diferencia pudo ser atribuida a la frecuencia temporal de los datos de humedad del suelo utilizados para la comparación.
En la continuidad del trabajo, se están incorporando el resto de las estaciones del año y otros productos satelitales para contrarrestar posibles sesgos, y realizar un estudio más exhaustivo. Los resultados obtenidos serán enviados a una revista internacional de alto impacto en el marco del Proyecto IAI.




Asimismo, el equipo integrado Romina Ruscica y Anna Sorensson (CIMA) y Mercedes Salvia y Haydee Karszenbaum (IAFE) participó en la 5th Ileaps Science Conference, 'Understanding the impact of land-atmosphere exchanges’ realizada entre el 11- 14 de Septiembre 2017 en Oxford, Reino Unido. El equipo trabaja con Jan Polcher (CNRS, Paris, Francia), uno de los desarrolladores principales del modelo de suelo ORCHIDEE, y con Maria Piles (U. Valencia, España), experta en teledetección, desde comienzos de 2017. Jan Polcher expuso los resultados del trabajo conjunto “Modelled and observed surface soilmoisture spatio-temporal dynamics in a land-atmosphere hotspot”. La colaboración internacional que dio comienzo a la investigación sobre humedad del suelo modelada por ORCHIDEE fue iniciada con Polcher a partir de la estadía de Romina Ruscica en Paris, que contó oportunamente con el apoyo del Proyecto IAI-CRN3035.


Se celebran los 10 años de la elaboración de Pronóstico climático trimestral

SMN, 1 de Septiembre de 2017






Allá por el 2007 nos planteamos un nuevo desafío. Elaborar un pronóstico climático a tres meses para todo el país. Aunque hoy esto nos parezca un producto obvio de cualquier Servicio Meteorológico, lo cierto es que fuimos pioneros en la producción de esta herramienta.

En el 2009, la Organización Meteorológica Mundial encomendó a todos los servicios meteorológicos del mundo realizar pronósticos climáticos, o dicho de otra forma, pronósticos para una escala temporal que va de unos meses a un período mayor de tiempo. Para ese entonces llevábamos dos años realizando reuniones de tendencia climática trimestral para elaborar productos estratégicos destinados a distintos usuarios de todo el país.
El pronóstico es resultado de un consenso basado en información de los principales modelos numéricos globales de simulación climática al que también se suma información del estado de los océanos. Participan de este análisis el Instituto Nacional del Agua (INA), la Cátedra de Climatología Agrícola de la Facultad de Agronomía (UBA), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas de los Ríos Limay, Neuquén y Negro (AIC), el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación (SSRH), entre otros. Todos ellos le aportan a nuestro trabajo una mirada interdisciplinaria e interinstitucional que permite enriquecer este tipo de productos.
Brindar información para conocer el posible comportamiento del clima en los próximos tres meses tiene un valor fundamental en diversos sectores estratégicos, como el agro y la energía. Esta información climática puede ser muy útil para la administración de los recursos naturales de nuestro país. En este sentido es que realizamos la tarea desde una perspectiva interinstitucional, única en la región, que reúne a los referentes de diversas instituciones involucradas en esas áreas de interés.





Proyecto IAI participa en la creación de un sistema de alerta temprana de sequía para el sur de América del Sur

Buenos Aires, 8 al 10 de agosto de 2017

La Investigadora Principal, Dra. Cecilia Hidalgo, y varios investigadores del proyecto del IAI “Hacia una ciencia climática utilizable: Informando decisiones y prestación de servicios climáticos a los sectores agrícola y hídrico del sureste de América del Sur” (CRN 3035) se encuentran involucrados en la creación de un sistema de alerta temprana de sequía que inicialmente se probarán en el sur de Sudamérica y posteriormente se adaptarán a los diferentes contextos y necesidades de toda la región. La planificación de la implementación de este sistema se desarrolló en un taller realizado en el Servicio Meteorológico Nacional de Argentina en Buenos Aires, Argentina, del 8 al 10 de agosto de 2017. Investigadores y científicos integrados en el equipo transdisciplinario del CRN3035 fueron colaboradores activos.







Actores públicos y privados sensibles a la sequía provenientes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, miembros del RCC-SSA http://www.wmo.int/pages/prog/wcp/wcasp/RCC-SouthAmerica.html), así como expertos seleccionados de otros países de Sudamérica y los Estados Unidos fueron acogidos por la Dra. Celeste Saulo, directora del Servicio Meteorológico Argentino y co-investigadora principal del CRN3035. El Dr. Julián Báez (jefe del Servicio Meteorológico e Hidrológico del Paraguay) y Guillermo Podestá (Universidad de Miami), ambos co – investigadores principales del CRN3035, coordinaron sesiones y grupos de trabajo, conjuntamente con el Dr. Robert Stefansky (Jefe de la División de Meteorología Agropecuaria de la OMM) y el Dr. Roger Pulwarty, Científico Superior de NOAA.





Reunión Internacional: “Cambio Global y Riesgos Climáticos en la Biodiversidad, Agricultura, Salud, Recursos Hídricos Y Energía en Paraguay y en la Cuenca del Plata”


Asunción, 21-23 de Junio de 2017

Entre los días 21 al 23 de junio se llevó a cabo en Asunción la primera reunión internacional sobre cambio global y riesgos climáticos y sus impactos en diversos sectores de la sociedad, tales como, biodiversidad, agricultura, salud, recursos hídricos y energía en Paraguay y en la cuenca del plata.

La reunión fue organizada por la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción y la Asociación Guyrá Paraguay, con el apoyo y financiación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT).


https://guyra.org.py/reunion-internacional-sobre-cambio-global-y-riesgos-climaticos/


Participaron investigadores internacionales de Argentina, Bolivia, Brasil y locales. La finalidad de la reunión este encuentro fue promover la responsabilidad compartida, conocer el impacto del cambio climático en la región y el país en particular, propiciar el trabajo de investigadores en red facilitando e integrando el diálogo e impulsar la planificación y la gestión de políticas vinculadas al cambio climático.

En este evento se presentó el trabajo de la estudiante Diana Benítez denominado “Caracterización de la Sequía en el Paraguay utilizando diferentes metodologías para el periodo 1961-2013”, Este trabajo contó con el apoyo del Proyecto IAI-CRN 3035 y es parte de su tesis de grado.
El trabajo será publicado en una revista Paracuaria: https://guyra.org.py/paraquaria/





Lanzamiento del Programa CITIDES- MinCyT


Polo Científico Tecnológico, CABA, 26 de Abril de 2017


El 26 de abril Sede Polo Científico Tecnológico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Cecilia Hidalgo participó en el Panel II: Dimensiones estratégicas del desarrollo sustentable del Lanzamiento del Programa CITIDES (Programa de Ciencia, Tecnología e Innovación para el Desarrollo Sustentable) organizado por la Secretaría de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación. 



El video de su presentación "Coproducción de conocimiento: academia, gobierno y actores sociales", así como los del conjunto de los panelistas, está disponible en el canal de Youtube “Programa CITIDES”.

Reunión Plenaria y Taller JASMIN del Proyecto IAI CRN3035


Ciudad de Buenos Aires, AACREA, 10-12 de Mayo de 2017

Entre el 10 y el 12 de mayo tuvo lugar el último Plenario de nuestra red, destinada a lograr una síntesis y evaluación de lo actuado y obtenido en el Proyecto. 


Las exposiciones de los distintos integrantes no solo pusieron en común resultados, procesos y experiencias propias, sino que se orientaron a una elaboración colectiva sobre qué funcionó o no funcionó, y qué pudo aprenderse y vale la pena compartir.




Se identificaron lecciones extraídas  alrededor de los desafíos de articular e integrar perspectivas y resultados obtenidos en las diferentes líneas de investigación, de constituir instituciones virtuales como el Centro Climático Regional y de incorporar a las redes de provisión de servicios climáticos a otros sectores además de los servicios meteorológicos e hidrológicos nacionales. Se discutió el estado de avance de varios proyectos de publicación en curso y se exploraron maneras de dar continuidad a la labor consolidada a lo largo del desarrollo del proyecto.




En el marco de este encuentro tuvo lugar la VI reunión de JASMIN, línea de trabajo de nuestro Proyecto dedicada a mediciones y modelos de humedad del suelo. Se compartieron novedades acerca de las actividades realizadas, se identificaron nuevos desafíos y planearon futuras acciones y posibilidades de financiación.




Norman Breuer obró  como facilitador en el logro de este objetivo,  registrando y retomando ante el conjunto los puntos salientes de tal puesta en común.





Intercambio académico de Regina Aguilera en la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT)

Regina nos cuenta su experiencia en la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT):

Cartagena, España,  19 de abril de 2017

Como becaria del proyecto IAI-CNR3035 para contribuir a la realización de mi tesis, relacionada con Servicios Climáticos en el ámbito de los recursos hídricos de la Maestría en Meteorología Agrícola de la UBA, pensé en realizar una experiencia en el extranjero sobre la temática. Fue así como a partir de una convocatoria para docentes de la UNCuyo obtuve una beca para una instancia de tres meses en España en temas relacionados a mi tesis de posgrado. Elegí hacer el intercambio en la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), en Cartagena, Murcia, con un grupo de investigación relacionado al riego de una zona árida como mi región. El trabajo es supervisado por el Dr. Victoriano Martínez y el Dr. José Maestre, ambos docentes investigadores de la UPCT.

Ya cumpliendo el primer mes aquí, puedo percibir la importancia asignada al agua por toda la comunidad. Cuidando cada gota en un manejo más integral. Es importante destacar el rol que tienen los servicios climáticos, la disponibilidad de la información al usuario.  Aquí los agricultores consultan la programación y la ejecución de su turno de riego en tiempo real a través de las aplicaciones Web y aplicaciones para el teléfono móvil. He notado la diferencia entre la densidad de estaciones meteorológicas y la fácil disponibilidad de los datos, en esto España nos supera ampliamente. En lo personal, en cuanto a la información que he necesitado para mi trabajo, si bien los datos de estaciones del SMN otorgados por el Servicio Regional del Clima han pasado por un control de calidad, no así los de la red de estaciones automáticas dependientes de la provincia de Mendoza, teniendo que eliminar estaciones para por la mala calidad de su información. 
De esta instancia, sumado al intercambio cultural que supone, espero llevarme la experiencia de  ver cómo es el manejo del agua en zonas donde conviven con la escasez hídrica desde hace años y conocer más a fondo el manejo de los Servicios Climáticos, sobretodo ejemplos concretos que puedan aplicarse a mi región.
 
Regina Aguilera junto a docentes investigadores de UPCT: Victoriano Martínez (izq.) y José Maestre.



Un pronóstico trimestral elaborado por el SMN junto al CONICET, y otras instituciones

23 de marzo de 2017

Compartimos la nota y el video sobre el pronóstico de consenso:

Profesionales y técnicos de distintos organismos nacionales se reúnen una vez por mes para elaborar un pronóstico climático trimestral para planificar y prever. No solo sirve para salir de casa con o sin paraguas. La información que brinda el pronóstico climático impacta en distintos ámbitos y el resultado de un análisis consensuado permite planificar y prever. Es importante dentro de la actividad agropecuaria -sobre todo en fecha de siembra- donde hay interés en saber cuál es la proyección productiva: eso permite ver si conviene sembrar soja o maíz, por ejemplo. También es relevante en la generación de energía hidroeléctrica. Además, incide en la aeronáutica, la gestión de puertos, la navegación, la visibilidad en las rutas y los pasos fronterizos, que pueden ser afectados por malas condiciones de tiempo.


Investigar para planificar


Desde 2007, Marcela González, doctora en Ciencias de la Atmósfera e investigadora independiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en el Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (CIMA, CONICET-UBA), participa en las reuniones mensuales de tendencia climática. Su área específica de trabajo responde al pronóstico climático estacional con métodos estadísticos.

De las reuniones de tendencia climática participan profesionales del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), del Instituto Nacional del Agua (INA), de la Cátedra de Climatología Agrícola de la Facultad de Agronomía (UBA), personal del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), de la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas de los Ríos Limay, Neuquén y Negro (AIC), del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación (SSRH), y de la Comisión Regional del Río Bermejo (COREBE).

“De estas reuniones me atrajo poder escuchar distintos sectores, qué necesidades tienen. De esta manera apuntamos las investigaciones hacia temas que la sociedad tenga la necesidad de solucionar. A lo que aspiramos en el mediano plazo es poder realizar un pronóstico más cualitativo que cuantitativo y se pueda mostrar un campo espacial de precipitación estimado”, explica González.

En referencia al margen de error que arrojan los pronósticos climáticos, González explica que: “La atmósfera es un sistema que no es lineal, no funciona siempre de la misma manera y hacer un pronóstico no es simplemente resolver una ecuación matemática sino que depende de muchos factores. Siempre es preferible que falle un pronóstico y haber salvado a la población de una inundación muy grande a correr el riesgo de que realmente esto ocurra. Muchas veces tenemos un grado de incerteza que no podemos manejar”.

“La atmósfera tiene interacción con muchos subsistemas del sistema climático porque interactúa con la vegetación, con la forma en que esa vegetación se relaciona con la humedad, con el sistema biológico que tiene que ver con la flora, la fauna y hasta los seres humanos que estamos permanentemente tirando gases a la atmósfera. Eso modifica todo”, agrega.

González investiga las cuencas del Comahue y del Río Bermejo para lo cual junto a su equipo de trabajo tiene acceso a la base de datos de la autoridad de cuencas de los ríos Neuquén, Limay y Negro.

Diferentes organismos con un mismo fin
Una pieza clave en la elaboración del pronóstico trimestral son las distintas áreas del SMN: Climatología e Hidrometeorología. María de los Milagros Skansi, jefa del Departamento de Climatología del SMN destaca la articulación entre las distintas áreas del organismo que tiene como objetivo principal la vigilancia del clima. “Todo lo que genera la comunidad científica nos enriquece”, sostiene la licenciada en Ciencias de la Atmósfera.

En referencia a las reuniones mensuales, en primer lugar se muestran cuáles fueron las condiciones climáticas del último mes, la condición de los suelos –imágenes satelitales y balances de humedad – suelo y el estado de los ríos. Después de tener una descripción de la situación climática y qué impacto puede haber debido a esas condiciones se analiza cómo estuvieron algunos indicadores a nivel global y regional. “Por ejemplo, el fenómeno del Niño – Oscilación del Sur que está muy asociado con el régimen de precipitación y temperatura de la región y se analiza no solo cómo fueron las condiciones sino también cómo sería la proyección de esos verificadores”, sostiene Skansi.

Luego hay presentaciones de otras instituciones en cuanto a cómo estos indicadores pueden estar asociados con precipitaciones y temperaturas. Finalmente, se muestran los resultados de los distintos modelos climáticos para temperatura y precipitación. Por último, la reunión termina con el pronóstico de consenso –que emite como oficial el SMN- que surge de haber hecho una evaluación de la situación actual, la posible evolución y de integrar estos modelos que a veces convergen y otras no.

El producto final de la reunión es un pronóstico trimestral de temperatura y precipitación para todo el país que se expresa en un informe resumido que se coloca en el sitio Web del SMN, se divulga por diferentes redes sociales y se envía a distintos organismos.

“Buscamos que este pronóstico sea información útil en diferentes sectores que permiten no solo estar advertidos ante situaciones desfavorables sino también aprovechar las situaciones favorables que brinda el clima. En ese sentido, para el SMN es todo un desafío porque eso significa estar en contacto con esos sectores. No podemos generar información para un sector específico si no lo conocemos, si no estamos en relación con ellos para entender qué necesidades tienen y que podemos dar. Esto generó un desafío que lo hacemos en forma coordinada con otras áreas del SMN, es un trabajo integrado”, afirma Skansi.

En los diferentes organismos públicos se determinaron diferentes eventualidades que pueden suceder en Argentina, se reunió información de distintos organismos y se llevaron a cabo protocolos para estar preparados ante esas posibles situaciones de emergencia. Eso hizo que se empiecen a generar protocolos de sequías agrícolas donde el Ministerio de Agroindustria es el destinatario principal de inundaciones en Cuenca del Plata, de inundaciones repentinas, de cenizas volcánicas, de incendios forestales. “La información que tiene que ver con tiempo y clima está en todos los protocolos. El SMN  es uno de los que genera información en forma operativa para esas diferentes emergencias que podemos tener. El pronóstico climático permite anticiparnos. Es información que permite tomar decisiones puntuales”, explica la especialista.

Medir, monitorear y pronosticar

“La misión del Servicio Meteorológico Nacional es medir, monitorear y pronosticar en distintas escalas basadas en el conocimiento científico, y de ahí viene por excelencia la razón por la que somos un organismo científico técnico, y por la cual tenemos fuertes vinculaciones con el CONICET”, explica la doctora Celeste Saulo, directora del SMN e investigadora del Consejo.

Actualmente el SMN tiene un alcance territorial para el monitoreo que abarca desde la Quiaca hasta la Antártida. Posee 125 estaciones y 46 son más que centenarias, es decir que miden precipitación, temperatura, humedad, vientos desde hace más de 100 años. “Base San Martín la que está más cerca del casquete polar operativa los 365 días del año. Esa es una contribución sustantiva que tiene el SMN hacía la soberanía argentina en Antártida dado que hacen tareas científicas, desde ahí monitoreamos el cambio climático desde la estación Orcadas que está funcionando desde 1904”, explica Saulo.

Las reuniones de tendencias climáticas son un ejemplo de cómo el SMN establece interacciones con otros organismos para generar un informe para los próximos tres meses. “En esta generación del pronóstico está el usuario involucrado en la generación del pronóstico porque el saber no está solamente desde el lado del que lo elabora, hay un saber en el que lo utiliza,  hay un saber en el tomador de decisión, hay un saber en el INTA, en el INA, en los que manejan cuencas que contribuye a que ese pronóstico esté mejor articulado y sea mejor comunicado. En definitiva apostamos a la coproducción de conocimiento”, afirma la directora del SMN.

Por último, Saulo reflexiona acerca de la importancia de la comunicación en los pronósticos climáticos. “El pronóstico puede ser perfecto pero si no llega al ciudadano que tiene que tomar una decisión ese pronostico no sirve. Hay un movimiento a nivel mundial que tiene que ver con pensar en los pronósticos por impactos. Tratar de entender de qué manera un pronóstico afecta a la población y desde ese lugar comunicarlo para que se tomen mejores decisiones”, reflexiona.


Para ver el informe del pronóstico climático trimestral de marzo, abril y mayo 2017 haga click aquí.